Es cierto que la educación en los valores humanos es muy importante para la formación de una persona: valores como la tolerancia, el respeto, la generosidad. En un colegio católico, se da una especial importancia a esta educación, además de educar los VALORES ESPIRITUALES como son la fe, la esperanza, la caridad, el amor a Dios. El sentido que se da en esta educación en valores es el de ser una mejor persona para ser merecedores de llamarnos Hijos de Dios, lo cual nos da un sentido de trascendencia. El fin último de educar en los valores humanos es formar una persona buena; el fin último de educar en los valores espirituales es LA TRASCENDENCIA.

Sin embargo, vivimos en una sociedad de personas que profesan diferentes creencias religiosas que se deben respetar. Y un colegio no debe ser la excepción; aunque se dé una formación en cualquier religión, debe también educar en la tolerancia y respetar esta diversidad. Es por eso que nuestro colegio, aunque es de formación católica, acepta alumnos de otras religiones, respetando y dando esta formación hasta donde los padres nos lo indiquen. Hablar de educación laica no significa que no haya religión, sino que haya respeto a la diversidad religiosa, y este concepto tan importante que se ha malentendido nos ha llevado a retirar a Dios de las aulas. Los invitamos a conocer más sobre la forma de vivir los valores tanto humanos como espirituales en nuestro colegio y a vivir con profundidad esta Cuaresma 2021 que seguramente será de mucha reflexión por los tiempos tan difíciles que estamos viviendo.