El frío ha llegado, pero eso no quiere decir que tengamos que dejar de hacer ejercicio, por el contrario, se debe tener un programa de actividad física en invierno para que nuestro cuerpo esté fuerte y sano y así prevenir las enfermedades que son muy comunes en esta época.

De hecho, en otros países están esperando la llegada de las bajas temperaturas para practicar deportes sobre hielo y nieve, como aquellos que están incluidos en los Juegos Olímpicos de Invierno: biatlón (combinación de esquí de fondo y tiro con rifle), bobsleigh, luge y skeleton (variaciones de descenso en trineo), combinada nórdica (combinación de pruebas de saltos en esquí y de esquí de fondo), curling (tipo petanca en pista de hielo), esquí acrobático, alpino y de fondo (saltos y trucos, descenso de montaña y campo traviesa, respectivamente), hockey sobre hielo, patinaje artístico y de velocidad sobre hielo, saltos de esquí (salto de longitud en nieve) y snowboard (descenso en tabla sobre nieve).

Aquí en León, por nuestras condiciones climáticas no podemos practicar estos deportes, pero sí podemos seguir con nuestra actividad física favorita, de preferencia en lugares cerrados, ya que las condiciones ambientales influyen mucho en nuestro rendimiento y la respuesta de nuestro cuerpo no es igual que en verano.

Si tu deporte cotidiano es al aire libre y el invierno se presenta muy inclemente, puedes optar por practicar otras disciplinas, como gimnasio, clases de cardio, artes marciales, raquetbol, spin, entre otras.

Ya sea que practiques bajo techo o al aire libre, aquí te menciono algunas recomendaciones:

  • Hacer un calentamiento de 10 minutos. 
  • Ejercitarse entre las 9:00 y las 18:00 hrs. cuando la temperatura es cálida. 
  • Utilizar ropa deportiva que te proteja bien, como pants, playera dry fit (secado rápido) y una sudadera ligera.
  • Para natación es importante secarse muy bien la cabeza y salir del baño bien abrigado con un pasamontañas y con una bufanda que tape orejas, nariz y boca, por lo menos hasta llegar al coche o casa.
  • Hidratarse durante y después del ejercicio.

¡¡Recuerda que la activación física es salud!!